• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

EN EL BARRIO 25 DE MAYO LOS VECINOS CONVIVEN CON LA BASURA

Por Marcelo Luis Delgado


El problema de los microbasurales en la ciudad es una cuestión que jamás fue resuelta convenientemente por la gestión del intendente Manuel Celauro, a principios de su gestión en 2011 había anunciado con bombos y platillos el inicio de las gestiones para la instalación de una planta de tratamiento de residuos sólidos, sin embargo el proyecto se fue perdiendo en los cajones de los escritorios de la comuna, y la problemática sigue y en algunos barrios como el 25 de Mayo se acentúa.

En recorrida por el barrio 25 de Mayo, se pudo observar que los microbasurales ganan las calles y que son los propios vecinos quienes intentan lidiar con estos quemando los residuos originando un olor toxico y nauseabundo que se dirigen a las casas de acuerdo a la orientación del viento, “si no quemamos, en pocos días se hace una montaña de basura”, dijo una vecina a éste medio.

Según comentaron los habitantes del barrio, hay sectores donde la cantidad de basura es considerable, “esto se debe a que contamos con un deficiente servicio de recolección de residuos, lo hacen esporádicamente y la basura se acumula, y en el sector de la avenida Marana, los vecinos van y arrojan sus residuos y la comuna luego los recoge con maquinarias y los camiones volcadores.

Una vecina dijo “colocan carteles que dicen prohibido arrojar basura, y piden la colaboración de los vecinos, pero no hay alternativas, no vamos a acumular la basura en el patio de nuestra casa, a donde quieren que las tiremos”, ésta opinión fue compartida por varios vecinos quienes divisaron la presencia del cronista recorriendo el sector.

Niños

El penoso panorama se agrava con la presencia permanente de niños en los microbasurales, “buscan restos que le puedan ser útiles y los llevan a sus casas, algunos juguetes o elementos con los que puedan jugar, además de alimentos que ya están vencidos o hasta ropa vieja, son chicos muy humildes que todas las tardes vienen a revisar la basura que se arroja en el lugar”, comentó un vecino del barrio.

La situación se profundiza en el sector de la avenida Marana entre Italia y Corrientes, el sector es el elegido por los vecinos que no tienen otra alternativa que arrojar sus residuos ya que el recolector municipal hace un recorrido semanal y en algunos sectores no ingresa a recoger la basura domiciliaria.

Recolección

Si bien la comuna local se jacta de un eficiente servicio de recolección, las manifestaciones de vecinos y las gráficas tomadas en el barrio 25 de Mayo, demuestran que la situación que se da a conocer desde el gobierno municipal no son tales, habrá que intensificar la tarea en el populoso barrio, uno de los más antiguos de la ciudad ubicado en el límite con el territorio paraguayo, que dicho sea de paso, siempre fue marginado en cuanto a progreso de la ciudad se refiere.

Bookmark : permalink.