• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Trabajadores de la Dpec no descartan reactivar la protesta desde el lunes

La limpieza y ordena­miento del predio del área de Automotores y el Alma­cén de la Dirección Provin­cial de Energía de Corrientes (Dpec) ubicada en la avenida Maipú comenzó a princi­pio de semana, pero casi no produjo cambios. Es que el trabajo se realiza a ritmo lento y con pocas manos. La magnitud de la tarea exige un mayor compromiso y era lo que pedían los trabajado­res que durante más de dos semanas llevaron adelante una retención de servicios como medida de protesta.
El punto es que luego de desmalezar el lugar, no reti­raron los equipos viejos allí arrumbados.
Ante el escaso avance no descartan volver a iniciar otro plan de lucha.
Los empleados piden que el Gobierno garantice las condiciones de trabajo y se­guridad mínimas que exige la ley 19.587 para desarrollar sus tareas diarias. La lim­pieza de uno de los predios de la empresa, donde yacen arrumbados una gran can­tidad de equipos, transfor­madores, vehículos y hasta grúas sin uso, fue la prome­sa realizada por el propio Gobernador en una de las reuniones mantenidas hace varios días.
El alerta y uno de los prin­cipales reclamos por parte de los trabajadores es que los equipos podrían conte­ner PCB y aseguran que mu­chos de ellos con los años han derramado el líquido contaminante en el predio, lo cual nunca fue limpiado por la empresa.
Esta semana las expec­tativas estuvieron puestas en el inicio del traslado de los elementos que, según admitieron, deberían ser depositados en uno de los depósitos de la empresa ubi­cado camino al Perichón en el conocido Kilómetro 20.
“Sacar las cosas de un lugar y llevarlos a otro, es solo cambiar el problema de lugar, entendemos que esto debe tener un proyecto serio, sabemos que son ta­reas muy complejas que no se pueden realizar en poco tiempo, pero vemos que desde el Gobierno no hay voluntad política de resolver las situaciones de extremo peligro a las nos vemos ex­puestos”, admitió uno de los trabajadores consultados por este medio, que además remarcó que la situación es preocupante.
El petitorio entregado por el Sindicato de Luz y Fuerza al gobernador Ricardo Co­lombi, en el que enumera­ron las falencias que deben hacer frente los operarios a diario, tiene escasas res­puestas favorables.
En ese sentido, desde el Sindicato comienzan a eva­luar volver a poner en mar­cha el trabajo a reglamento de las diversas áreas que componen la Dirección. “So­mos dialoguistas y nuestro objetivo es llegar a una solu­ción concreta, a respuestas que puedan ser evidentes y no a ‘amagues’, como los que estamos viviendo con la limpieza del predio”, remar­caron desde el sindicato.
En tanto, consultados sobre la posibilidad de que el trabajo a reglamento por parte de los trabajadores vuelva a resentir el servicio de la empresa en los próxi­mos días, no descartaron la posibilidad y admitieron que cada hora de trabajo en condiciones precarias de se­guridad es un riesgo para los empleados.
“Vamos a esperar, en el caso de seguir sin respues­tas, el lunes las áreas de­jarán de prestar servicios, tal como ocurrió semanas atrás”, señaló el delegado de los trabajadores de la planta Edison, Leandro Meza. Ex­plicó que tras el llamado del Gobernador que permitió una negociación (con el sin­dicato) las medidas habían sido levantadas, pero ante la falta de respuestas positi­vas no descartan retomar la protesta.s

Bookmark : permalink.