• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Stanovnik instó a sacerdotes a revisar el modo en que acompañan a los fieles

La Catedral fue el templo donde se realizó anoche la Misa Crismal en la que se reunieron todos los sacerdo­tes y religiosos de la Arqui­diócesis de Corrientes para la renovación de sus votos. El arzobispo Andrés Stano­vnik presidió la celebración característica de Semana Santa y en su homilía instó a los sacerdotes a revisar el modo en que acompañan a los cristianos.
Stanovnik explicó que la Misa Crismal tiene dos mo­mentos particulares: la ben­dición y consagración de los óleos, y la renovación de las promesas sacerdotales. La primera se orienta a reno­var el servicio que prestan los sacerdotes, es decir, el servicio de bautizar a niños y adultos para introducir­los a la vida cristiana; de la Comunión, la Confirmación y, finalmente, de fortalecer a los enfermos con el óleo destinado para ellos.
“Es una ocasión providen­cial para renovar nuestro sa­cerdocio, porque es esencial que el sacerdote renueve continuamente y profun­dice cada vez más la con­ciencia de ser ministro de Jesucristo”, señaló, y agre­gó: “Para que juntos sea­mos sacerdotes entrega­dos sin reservas a nuestro pueblo fiel, estando cerca de nuestra gente para ani­marla en la fe, fortalecerla con los sacramentos, alentar a los más rezagados y buscar afanosamente a los que se alejaron”.
El prelado alertó que una de las tentaciones que ace­chan a los ministros es la división, y citó al papa Fran­cisco en su reciente exhorta­ción: “Dentro del Pueblo de Dios y en las distintas comu­nidades, ¡cuántas guerras! No debemos olvidar jamás que el testimonio de comu­nidades auténticamente fra­ternas y reconciliadas, son siempre una luz que ilumina y atrae”.
Señaló luego: “Nos preocupa constatar que más de la mitad de los niños que se preparan para la primera Comunión, luego no se con­firman; o que muchas fami­lias que traen a bautizar a sus niños y la mayoría de los que se acercan para la fiesta patronal o peregrinan ha­cia los santuarios, luego no participan activamente en la vida de la comunidad pa­rroquial; o ver que personas que tienen responsabilida­des públicas y que se profe­san católicos, actúen contra­riamente a los principios del Evangelio y la enseñanza de la Iglesia.
Esa realidad nos debe lle­var a revisar nuestro modo de iniciar y acompañar a los hermanos en la fe. Estamos decididos a hacer esa revi­sión en conjunto con las co­munidades, movimientos e instituciones”.
En la oportunidad y ante una iglesia colmada de fie­les, monseñor Stanovnik anunció oficialmente la realización de la Primera Asamblea Arquidiocesana, cuyo tema será: “Iniciación a la Vida Cristiana, una Ini­ciación a la Comunión y a la Misión”. Para el evento se realizan diversos en­cuentros de reflexión y de trabajo que comenzarán próximamente.s
El arzobispo pidió hacer una revisión en conjunto con las comunidades, mo­vimientos e instituciones.

Bookmark : permalink.