• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Los tres pilares en alto para recordar a los desaparecidos

Los tres pilares que mar­can el Centro Clandestino de Detención ya están en alto, en la vereda del Regimiento 9 “Coronel Pagola, sobre la avenida 3 de Abril. La inau­guración del monumento se realizó ayer, en el Día de la Memoria para la Verdad y la Justicia, para recordar a las víctimas de la dictadu­ra. Ex detenidos, familiares y amigos, autoridades de la Comuna y referentes de De­rechos Humanos participa­ron del acto. La emoción y el pedido de Justicia invadió en todo momento el lugar.
Minutos después de las 19, fue descubierta la placa conmemorativa y se nom­bró a los desaparecidos co­rrentinos. Cada nombre fue acompañado con el grito de “Presente”.
En la oportunidad se pre­sentó de manera oficial la Asociación Correntina de ex Presos Políticos, que fue creada recientemente y cuya comisión directiva está con­formada por Julio Facal como presidente y Judit Casco, como vicepresidente, entre otros. La mujer, que estu­vo detenida en ese centro clandestino y cuyo marido, Joaquín “Bocha” Arqueros continúa desaparecido, des­tacó en su discurso la se­ñalización para que se co­nozca que en ese lugar “se desaparecía a compañeros que luchaban”.
La obra consta de tres pilares verticales de cua­tro metros y medio que llevan grabadas las pa­labras Memoria, Verdad y Justicia. Y una viga hori­zontal de siete metros de largo, suspendida por los otros tres pilares verticales, describe que en las insta­laciones del R.I.9 funcionó un Centro Clandestino de Detención (CDI). Es la pri­mera vez que en la Provincia se emplaza un monumento que hace visible un lugar de estas características, aunque en Goya se planea avanzar en ese sentido este año con la marcación en el Club Hí­pico, luego de que el Concejo Deliberante local aprobara una resolución la respecto.
Además de su gran valor simbólico, la obra será tam­bién un disparador visual que despertará el in­terés del resto de la sociedad correntina a la que todavía le faltan detalles sobre lo que pasó en Corrientes y la Argentina durante la última dictadura cívico-militar.
Durante el terrorismo de Estado, por los galpones del R.I.9 pasaron cientos de co­rrentinos, personas de otras provincias e incluso de paí­ses vecinos. En ese lugar se detuvo ilegalmente, se tor­turó y de allí desaparecie­ron personas. Fue incluso una base regional de ope­raciones clandestinas y un depósito de presos políticos que las fuerzas armadas uti­lizaron en el marco del Plan Cóndor.

JUANA GÓMEZ
EX PRESA POLÍTICA
“Es una emoción muy grande que se señale el Centro de detención. Yo pasé por acá y lo vivido es terrible. Queremos saber dónde están los desaparecidos, ese es nuestro grito”.

JOSÉ “CHENGO” ALMIRÓN
EX PRESO POLÍTICO
Es una alegría estar acá y encon­trarme con compañeros de antes y los nuevos. Me da mucha satisfac­ción que se señale este lugar para que la gente sepa qué pasó.

MARIO MARTURET
COM. PCIAL. DE DERECHOS HUMANOS
Es una cosa extraordinaria. Debie­ron señalar el verdadero lugar de detención, adentro del Regimien­to, pero esto es muy valioso de todas formas.

JUDIT CASCO
ASOC. CTINA DE PRESOS POLÍTICOS
El primer proceso judicial en ser elevado a juicio por un centro clan­destino de detención fue sobre este lugar. La señalización marca que acá se mató, se hizo desaparecer a personas.

Bookmark : permalink.