• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

La querella adelantó que solicitará duras penas para los acusados

Carlo Ponzi le hizo una sugestiva oferta a un amigo: le pidió US$20 asegurándo­le que le devolvería US$30 en 90 días. Y así hizo con muchos de sus conocidos. Pasaron los primeros 90 días y Carlo debía cumplir con su pri­mera víctima, a quien le entregó los US$30 prometido. Y así nació el “Esquema Ponzi”. Un segundo amigo terminó subvencio­nando el dinero entre­gado por el primero.

Luego de la incorpora­ción de todas las pruebas, el Tribunal Oral Penal Nº 1 de Corrientes abrió ayer la etapa de los alegatos en el marco del juicio oral y pú­blico en el que se trata de esclarecer la millonaria es­tafa de la financiera Boston Continental a más de 4.000 ahorristas en 2007.

El primero en tomar la palabra de los abogados que conforman la quere­lla unificada, fue Ernesto “Tito” González. El letra­do comenzó a hablar a las 16.40 y en un primer mo­mento dejó en claro que “debido a la complejidad de la causa”, se iba a tomar todo el tiempo que sea ne­cesario para exponer sus fundamentos. “Debe que­dar en claro a los imputa­dos de qué se los acusa y por qué”, expresó.

Y así lo hizo. González leyó la nómina de ahorris­tas que se presentaron como querellantes (poco más de 700. Hoy, los otros dos abo­gados querellantes harán lo suyo: Ricardo Sosa comple­tará la nómina total de de­mandantes penales, mien­tras que Rubén Leiva intro­ducirá la acción civil).

“Doy una lectura com­pleta porque desde un principio consideramos que cada contrato firma­do es un delito particular e independiente”, dijo a NORTE de Corrientes, el abogado Ernesto Gon­zález durante un cuarto intermedio. En un breve diálogo con este medio, el letrado adelantó: “Pedire­mos penas elevadas para los acusados”. La lectura de los querellantes (poco más de 700) llevó casi dos horas y media. A las 20 se pasó a un cuarto intermedio para hoy a las 16. Luego de González, tomarán la pala­bra los otros dos abogados que conforman la querella unificada, Ricardo Sosa y Rubén Leiva.s

Los querellantes conti­nuarán alegando hoy a las 16, en la sala del edificio Patono ubicado en Plácido Martínez 1056.

COMPARAN A LA ESTAFA DE BOSTON CON EL CONOCIDO COMO FRAUDE PIRAMIDAL.

“Boston fue un sistema de estafa piramidal”

En una primera parte de su alega­to -que continuará hoy-, el abogado querellante Ernesto González recor­dó aquel 28 de diciembre de 2007 cuando los ahorristas se encontraron con las puertas cerradas de la finan­ciera. “Era el día de los santos inocen­tes. Paradójicamente fue la fecha en la que se derrumbó la Boston Conti­nental. Muchos ahorristas tomaron conciencia que se trataba de la mayor estafa no sólo en la provincia, sino en todo nuestro país”.

Para el letrado, fue todo a causa de “delincuentes de cuellos blancos. Los organizadores se fugaron y el dinero se fue con ellos”.

Pero según el abogado, para poder comprender lo que ocurrió ese día, “hay que se conocer de qué se trata el delito estafa piramidal o esquema Ponzi” (famoso delincuente italiano del siglo pasado especialista en es­tafas, que prometía a sus clientes un 50% de beneficios dentro de un plazo de 45 días). “La Boston es una asocia­ción ilícita, que le estaba mintiendo a los ahorristas cuando les decían que eran operadores de bolsa. El propio Melgarejo (gerente acusado, que es­tán siendo juzgado junto a otras seis personas) les decía que a los tres me­ses recuperaban el dinero. Por eso, en la Boston se implementó el sistema Ponzi. Este italiano contrató gente y pagó generosas condiciones. Melga­rejo hizo lo mismo”.

Por último, González afirmó que Melgarejo en el juicio “dijo muchas verdades, cuando aseguró que la fi­nanciera pagó millones, pero creo que dijo más mentiras. Y esos que afirmaron haber ganado dinero son cómplices de esto, y hoy deberían es­tar siendo investigados”. s

Bookmark : permalink.