• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

La defensa pidió la absolución de Marcelo Melgarejo y de su esposa

En un primer turno alegaron ante los jue­ces Roberto Mendíaz, Ricardo Carbajal y Leandro Maciel, los abogados Ernesto González, Ricardo Sosa y Rubén Leiva, quienes conforman el cuerpo de querellantes en representación de todos los ahorristas que se presentaron como damnificados.

Solicitaron con­denas de 50 años de prisión para el gerente de la prestamista Mar­celo Melgarejo, Hugo Omar Rotella, María del Carmen Montiel (a quienes los acusaron de “jefes” u “organiza­dores” de asociación ilícita, además de las estafas reiteradas en concurso real), Rubén Piattoni, Juan Gómez y Manuel Romero (sin­dicados como “inte­grantes”).

Para Paula Andrea Breard pidieron cinco años de cárcel por el delito de encu­brimiento agravado. Además informaron al cuerpo tribunalicio que la demanda de los 565 actores civiles su­pera los $14 millones.

“Estamos llegando al final de un largo juicio que fue y es un desgaste procesal, a raíz del alboroto y de la campaña de publicidad que hicieron los abogados que­rellantes. La jurisdicción se vio presionada por la pren­sa y hoy no hay nada más que una suma de papeles agregados. Los ahorristas no fueron engañados, ni estafados. Al contrario, mu­chos ganaron. Así que no podemos hablar de estafa ni mucho menos de asociación ilícita”.

Ayer fue el turno de los alegatos de Norma Grimal­di y José Gómez, quienes conforman el cuerpo de defensores. Los abogados solicitaron al Tribunal Penal Oral Nº 1 de Corrientes, la absolución de sus clientes Marcelo Melgarejo -geren­te de la financiera Boston Continental acusado de aso­ciación ilícita como “jefe” u “organizador” y de estafas reiteradas- y de la esposa de éste, Paula Andrea Breard, llevada al banquillo por el delito de encubrimiento agravado.

En primer término, Gri­maldi cargó duramente con­tra los ahorristas que se pre­sentaron en el proceso como damnificados, aseguran­do que ante los jueces del tribunal “mintieron”. Se refirió a cada uno de los 18 demandantes por los cuales la fiscal se basó para su acusación (ya que consideró que de los 4.671 contratos, a lo largo del juicio sólo se comprobó esa cantidad de estafas), y solicitar penas de 50 años de prisión para Melgarejo y Hugo Omar Rotella -padre del gerente prófugo Alejan­dro Rotella-; 30 años para la abogada de la prestamista, María del Carmen Montiel, y cinco para Paula Breard.

“Esas 18 estafas no están probadas”, aseguró la letra­da, al tiempo que nombró a un damnificado que aparte de ser ahorrista, cobraba comisiones por cada clien­te que llevaba a la empresa. “Esta persona llevó unos 289 clientes, hizo un total que supera los 2 millones de pesos y cobró por ello, co­misiones de más de 144 mil pesos. Este señor no puede decir que fue engañado por el famoso ardid que dijo la fiscal”, afirmó.

Grimaldi habló de testi­gos que aseguraron haberse confundido con el entonces Bank Boston. “Los que dije­ron eso tenían la suficiente capacidad para distinguir entre un banco y una fi­nanciera. Ninguno dijo la verdad. Además actuaron mal. Hubieran accionado ci­vilmente. Pero era más fácil hacer una denuncia penal y que los abogados querellan­tes cobren los honorarios, y salir a los medios a hacer una campaña y decir que de se trataba de una megaesta­fa”, dijo la letrada.

A ello agregó: “Melgarejo y Breard nunca estuvieron prófugos. Se habían ido de vacaciones y hay prueba de esto. Sólo hubo un ensaña­miento con ellos. Melgarejo fue detenido en la casa de un pariente y no con un pa­saporte o DNI falsos como preparado para fugarse”.

Por último, criticó dura­mente a la fiscal Sonia Meza. “No se debe hablar en la eta­pa de este proceso de con­curso real. La fiscal no pue­de pedir semejante acusa­ción. ¿Qué pruebas nuevas se incorporó en el debate?, ninguna. Esto ya fue tratado con anterioridad y ya quedó firme. Aquí no hubo causa agravante, ni hechos califi­cantes que pueda agravar la situación de los acusados”.

Los alegatos del resto de los defensores continua­rán el próximo lunes a las 16 en el edificio Patono de Tribunales.s

LA FISCAL SONIA MEZA ACUSÓ POR 18 ESTAFAS Y PIDIÓ PENAS DE 50 AÑOS DE PRISIÓN PARA MELGAREJO Y PARA ROTELLA, 30 PARA MARÍA DEL CARMEN MONTIEL, 5 PARA PAULA BREARD Y ABSOLUCIÓN PARA OTROS TRES IMPUTADOS.

Queda pendiente el alegato de la defensa de Rotella, Montiel, Rubén Piattoni, Juan Aurelio Gómez y Manuel Romero.

Bookmark : permalink.