• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Enrique Deniri presenta nuevo libro sobre Andresito

“Andresito y los histo­riadores. Demonización y exorcismo del teniente de Artigas” es el libro que pre­sentará hoy a las 20 en el Museo Histórico el profesor Enrique Deniri, una obra de Moglia Ediciones que será presentada por el director del museo, Fernando Gon­zález Azcoaga y que repre­senta para el historiador, la segunda oportunidad de publicar sobre Andresito Guacurarí.

“Para el caso, se trata del desarrollo in extenso de lo que, allá por el 2008 consti­tuyera en principio sólo un capítulo de la obra que titulé ‘La invención de Andresito’, capítulo que rápidamente demostró magnitudes tales como para erigirse en un tema aparte”, explica Deni­ri cuando hace referencia al libro.

En su primera obra lite­raria sobre un personaje histórico, Deniri afirmaba que hay que “dejar bien en claro que Andresito nunca fue gobernador de Corrien­tes. Cuando entran los sen­timientos se termina la his­toria, cuando entran los jui­cios de valor, se termina la historia. Yo no hago juicio de valor, no digo que es bueno ni malo. La historia de An­dresito es una historia fabri­cada desde arriba. Andresito fue creado por la Junta de Historia de Misiones”, había dicho en su oportunidad.

Hoy plantea que, sobre los enigmas de su existencia, los claroscuros son tan abun­dantes como comprensibles por tratarse de un persona­je perteneciente a un plexo cultural en extinción -el de las antiguas reducciones-, aprecio sobre el que tampo­co tiene realmente relevan­cia seguir edificando hipó­tesis. “Como se verá en estas páginas -asegura el autor-, los historiadores parecen haber llegado a un acuer­do en qué sostener como lo más probable y así proceden a la hora de referirse a su lu­gar de nacimiento, su raza, nivel cultural, y relación con Artigas”.

“La discusión, el discurso histórico en cambio, a partir de la misma figura de An­dresito, estimo que nos en­frenta a otras disyuntivas”, explica y por ende conside­ra que llegó el momento de intentar un análisis de sólo uno de los mitos tejidos en torno a la figura de Andresi­to. “Me refiero a la presunta conspiración del silencio con que lo habría envuelto la Historia Oficial”.

Las figuras que este volu­men reúne se pronuncian por un extremo entre la de­monización y el exorcismo. A varias, como Miss Post­lethwaite o Ferré, es el paso del tiempo, que no la profe­sión, el que las ha graduado de historiadoras. Su lectura debe ser tal que las sitúe como representativas en todos los casos de su propia circunstancia, de su época. Quiere decir que se pensó entregarlas a modo de fuen­te, con una exégesis de su pensamiento histórico sobre el tema tratado, y con una interpretación respecto de los resultados obtenidos.

Escribir la historia 

Para hablar de la historia Deniri recurre a la frase: “La historia no la escriben los que ganan sino los que saben escribir”. Todas las historias son construcciones y con ello se desmitifica la versión sobre el olvido del hé­roe, que hoy cuenta con un espacio privilegiado en la Costanera Sur a través de un monumento en su nombre. Deniri explica en su primer libro que Andresito es una invención de los misioneros.

 

Bookmark : permalink.