• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Desendeudamiento: aún no fue confirmada la prórroga

El plan nacional que oxigena las finanzas de la Provincia está a punto de fenecer. Si no se renueva, la administración de Horacio Ricardo Colombi que hace casi cuatro años está libe­rado de pagar la deuda pú­blica, tendrá que comenzar a hace frente a los venci­mientos, unos 20 millones de pesos por mes. El Estado nacional, que en su mo­mento absorvió el pasivo de Corrientes, es el acree­dor, por eso las gestiones vinculada a la extensión del Programa Federal de Desendeudamiento involu­cran a la Casa Rosada.
En la semana que acaba de terminar, el titular de la cartera de Hacienda de la Provincia, Enrique Vaz Torres, estuvo en Buenos Aires interiorizándose res­pecto de los próximos pa­sos que se deben cumplir para obtener otro período de prórroga de las deudas provinciales con la Nación. El funcionario dijo que “se elevaron todas las do­cumentaciones que re­quirió la Nación. Hemos cumplido con las for­malidades y los nuevos pedidos de información que nos hizo la Jefatura de Gabinete de la Na­ción”, explicó.
Dijo además: “Llegado el martes, la Nación pue­de comenzar con los des­cuentos o convocar a la firma de una refinancia­ción, estamos esperando, nosotros cumplimos con todos los pasos formales”.
En la Provincia tienen sus esperanzas puestas en una de las cláusulas de ese acuerdo, que estipula que habrá prórrogas parciales que se irán renovando cada tres meses para las amorti­zaciones que las provincias debían comenzar a pagarle a la Nación tras haberse be­neficiado con una primera refinanciación a 20 años, con una tasa de interés fija del 6%.
Según la misma norma, el plazo de los servicios de capital e interés vence el último día hábil de cada mes y son pagaderos con la retención de los recursos que provienen de la copar­ticipación federal.
Con esa misma preocu­pación se encuentran 18 provincias, las que junto a Corrientes suscribieron el acuerdo para refinanciar sus deudas, de cara a ali­viarles los compromisos a las arcas de los goberna­dores en 11.676 millones de pesos, afectados por el elevado aumento de costos por la inflación.
Este beneficio fue otor­gado por un conjunto de los mandatarios para poder afrontar sus respectivas gestiones. No obstante, el plan demoró en derra­marse a los municipios endeudados.s
Desde mediados de 2010 la Provin­cia está eximida de pagar la deuda pública.
El jubileo no significó un cambio sustancial. Los indi­cadores de Corrien­tes son malos.

Bookmark : permalink.