• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Deportivo Mandiyú luchó hasta el final y logró el empate ante Centro Estrada

Sufrido empate consiguió Deportivo Mandiyú ayer ante Centro Estrada de Bella Vista por 2 a 2 en el partido de ida, por la instancia de semifinal del torneo del Interior. El conjunto visitante abrió el marcador a través de un im­pecable tiro libre ejecutado por Martín Alegre y luego logró la segunda conquista Arturo Fontana, en un con­tragolpe mortal. Pero Man­diyú afrontó con hidalguía el 2-0 abajo y pudo con mucho corazón alcanzar la igualdad.

Los ingresados Alejandro Del Valle a los 38 minutos y lue­go en tiempo adicional (48’) Gerardo Gauto (foto del festejo), consiguieron meter el segundo gol. Sin duda por cómo se desarrolló el partido, que tuvo cinco ex­pulsados, tres en Deportivo Mandiyú (Alexis González, Mauricio Molina y Héctor Moreira, todos defensores) y dos en Centro Estrada (Ma­tías Lugo y Julián Fontana), el 2-2 terminó siendo un re­sultado “positivo” para ir este próximo domingo a Bella Vis­ta a luchar 90 minutos por la clasificación a la final.

De acuerdo con la progre­sión del encuentro, Deporti­vo Mandiyú fue muy supe­rior en especial en la etapa inicial, donde la gran tarde del arquero Gonzalo Miguel y la falta de eficacia en la de­finición en especial de Raúl Acosta, incidieron para ir al complemento sin abrir el marcador.

En el complemento hubo otro partido al de los once contra once; y es el que jugó el árbitro mercedeño Daniel Zualet, de malísimo y deplo­rable desempeño. Primero a los 45 minutos del inicio echó a Matías Lugo apresu­radamente y dejó al visitante con 10.

Pero lo más aberrante llegó en el segundo tiempo, cuan­do a los 8 minutos sacó roja directa a los jugadores Alexis González y Julián Fontana (quien vio la amarilla a los 19’) por entender que ambos se venían agarrando y cuan­do el defensor de Mandiyú intentó despejar el balón el volante de Estrada fue con pierna arriba.

Seguidamente continuó echando jugadores y fue el turno de Mauricio Molina en el Albo, totalmente discutible porque el zaguero central fue a trabar sin falta ante Martín Alegre, quien ganó el tiro li­bre de frente al arco y sacó de la galera un golazo. El delan­tero que suplantó al goleador Elsio Sainas, quien está le­sionado, pateó con mucha precisión al palo izquierdo de Lucas Ma­ciel que quedó parado.

El 1-0 abajo y con la línea defensiva con dos jugadores volvió el encuentro oscu­ro para el Albo. Solo Héctor Moreira y Juan Villanueva, de gran partido, quedaron en el fondo. Como dice el refrán “el que no arriesga, no gana” y el entrenador Domingo Centu­rión se jugó por el ingreso de Gerardo Gauto y Alejandro Del Valle para ir por el des­cuento.

No obstante, en una jugada en ataque que perdió el local aprovechó de contra Artu­ro Fontana, el ex Huracán Corrientes, para estirar la diferencia a dos goles, aunque Mandiyú jamás se dio por muerto y logró el empate con Del Valle y Gauto, que festejó con gran desahogo el 2 a 2.

Bookmark : permalink.