• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Comercio de Clorinda, desbastado por el plan económico de Macri.

De la prosperidad del conjunto del comercio local a la más preocupante situación, al cierre de locales, de las enormes colas de compradores paraguayos a Clorinda para llevarse todo lo que se ofrecía al incesante despliegue de miles de clorindenses a comprar todo tipo de productos, inclusive productos argentinos al 50 por ciento de su valor, en Puerto Elsa.

En la “década perdida” (para algunos) en Clorinda se habría 1 comercio por día, desde la asunción de Macri los comercios empezaron a cerrar al mismo ritmo, uno por día, Ya son más de 120 comercios en los primeros quince meses y aún falta actualizar datos a Agosto. Para el comercio de Clorinda fue sin lugar a dudas una década ganada.
Años atrás el comerciante clorindense afirmaba qué “cuando al país le iba mal a Clorinda le iba bien”, gracias al “cambio” ni eso es así.
   La prosperidad del comercio de Clorinda fue borrado de un plumazo a partir de la feroz devaluación, del feroz tarifazo de absolutamente todos los servicios, del aumento lógico o no de los alquileres, de los constantes aumentos de los combustibles, de la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y del enorme universo de clorindenses que directa o indirectamente se quedaron sin trabajo, llevaron al sector a cerrar locales de comercios, no solo los más pequeños, sino que también alcanzó a los medianos y grandes.
   El paisaje comercial clorindense es hoy un paisaje desértico. El comerciante no vende, el carretillero espera horas por el cliente que no llega a los comercios, los estibadores son materia de descarte, los empleados han ido desapareciendo de los mostradores, cada vez por menos horas permanecen abiertos los locales del famoso “Barrio Chino” que trabajaba horario corrido de 6 a 18 horas.

El aumento del dólar no tiene ninguna importancia dicen desde el gobierno nacional, que nos digan a los clorindenses que eso es así.
“se alquila”, “se vende” en locales del micro centro comercial, florecieron como el lapacho en primavera. Hasta fines del 2015 no se encontraban locales vacíos, los alquileres eran exorbitantes, la construcción de depósitos proliferaban día a día, cerca y lejos del micro centro, los propietarios de inmuebles invertían en la construcción de locales comerciales en todas las avenidas, Se hablaba más el guaraní que el castellano.

El festival de la alegría que quiso vender el gobierno de Cambiemos trajo la tristeza a Clorinda, todo es desesperanza, el cierre de locales, el despido de empleados y la desocupación para estibadores y carretilleros, la paralización de las construcciones privadas orientadas al comercio, todo fue absorbido por ese agujero negro que representa el plan económico para nuestra ciudad.

Bookmark : permalink.