• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Alumnos de la Escuela Nº 9 dan clase en el patio y sin luz

Desde la Escuela Nº 9 ubi­cada en el barrio San Beni­to, la directora Guillermina Colombo aseguró a NORTE de Corrientes que se están haciendo refacciones edili­cias completas en la escuela, en principio de los techos ya que el martes pasado de desplomó el cielorraso de un aula de 2º grado. Detalló que por el momento “los alum­nos están dando clases en el patio de la escuela y otros están trabajando en los sa­lones donde ya sacaron los techos”.
Por su parte, la directora afirmó que en toda la zona de la planta baja izquier­da no tienen luz, ya que al desmoronarse el cielorraso arrancó cables eléctricos. “La verdad es que agradece­mos que, como ya habíamos notado las grietas, decidi­mos sacar a los chicos de ese salón y que trabajen en el patio, porque sino la his­toria sería otra y estaríamos lamentando víctimas”.
De esta manera, se pudo constatar que los alumnos continúan asistiendo y te­niendo clases normalmente a pesar de que los obreros se encuentran trabajando en el establecimiento. “Lo que están haciendo ahora es romper todos los techos de los salones porque después de haberse caído entero los arquitectos se dieron cuenta de que todos los cielorrasos no son de losa sino de ce­mento y es por eso que se desprende entero”, dijo la directora.
Colombo comentó que “las obras recién comen­zaron el miércoles pasado y continuarán trabajando todos los días, inclusive el fin de semana, para poder concluir las refacciones edilicias lo antes posible”. Además explicó que “no sólo se arreglará el techo del salón afectado, sino también los techos de la totalidad de los salones, la dirección, el jardín y el comedor”.
Por otro lado, las au­toridades de la escuela aseguraron que el año pasa­do a mediados de año, una empresa contratada por el Ministerio de Educación fue a inspeccionar el lugar y no se dieron cuenta de que los techos no eran de losa sino de cemento y las maderas de abajo estaban unidas con clavos, de a poco se fueron desprendiendo los plafones y así de golpe se desplomó el techo. Además detallaron que temían que esto suce­diera por eso decidieron dar clases fuera de los salones más deteriorados.
“Comenzamos con grie­tas en las paredes y lo que hicieron el año pasado fue romper los bordes, revocar y luego pintar pensando que era losa y eso duró unos meses hasta que sucedió lo de la caída. El edificio se construyó en el año 1980 y desde entonces, siempre los directivos y los arquitectos creímos que el material de los techos era losa, y jamás se hicieron refacciones edi­licias importantes, siempre se realizaron reparaciones mínimas”, agregó la direc­tora. También en la escuela Molina de Llano, desde el jueves comenzaron a traba­jar en la realización de dos salones y un laboratorio para el establecimiento ya que la demanda de alumnos supera la capacidad física.s

Bookmark : permalink.