• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

La querella pidió 12 años de prisión para Pedro Ramón Bareiro y su hijo Fabio

En la audiencia de ayer se dieron lectura a los alegatos y al pedido de condena por parte de los querellantes. Pedro Bareiro y su hijo Fabio podrían ser condenados a 12 años de prisión, mientras que su otro hijo, Víctor, y su nuera Cecilia, a 8 años de prisión. El lunes 23 de este mes, a las 9 horas se conocerá el veredicto.

En la jornada de ayer, al terminar la ronda de alegatos, el tribunal conformado por los jueces Eduardo Ariel Belforte (Formosa), Juan Manuel Iglesias (Resistencia) y Lucrecia Rojas de Baradó (Corrientes), resolvieron un cuarto intermedio hasta el próximo 23 de abril de este mes, en donde a partir de las 9 horas se realizará la tercera y última audiencia del juicio oral y público a Pedro Bareiro, dos de sus hijos y su nuera, en el que se dará lugar al veredicto.

Anterior a un rezo familiar en el banquillo, la querella de la ADUANA, por ser un organismo de control, dio lugar sus alegatos en donde solicitó una pena de 12 años de prisión e inhabilitación especial por el tiempo máximo para el ejercicio de comercio para Fabio Bareiro, quien “ingresó droga al país”, como afirmó en su lectura.

En ese sentido también pidió 8 años de prisión para Víctor Bareiro, trabajador de la ADUANA, y para  Pedro Bareiro (padre), a quien además buscan penar con una multa de 900 unidades fijas (cerca de 900 mil pesos). Por último para Cecilia Caseres, quien en un mensaje le habría advertido a su concubino Fabio sobre la actividad ilegal que realizaba, “Cuídate, me preocupa mucho”, recae un pedido de 6 años de prisión.

La otra querella, en tanto, avanzó con penas máximas. Para Pedro Bareiro y su hijo Fabio solicitó 12 años de prisión, mientras que para su otro hijo, Víctor, y su nuera, Cecilia, 8 años de prisión. Además se presentaron nuevas pruebas, puntualmente aportadas por fuerzas federales, en donde se confirman operaciones de ingreso de estupefacientes al país y la presencia de rastros de metanfetaminas en la camioneta oficial que el gobierno provincial cedió a Pedro Bareiro.

Las pruebas son muchas y prácticamente la mitad de las 1.977 fojas de la causa son mensajes de texto de la operatoria de los Bareiro como aseguró el Fiscal Federal Luis Benítez,  aunque es la justicia, representada en ese tribunal, la que determinara las penas para los imputados.

 

La causa

 

El 20 de febrero del 2016 la Policía Federal asistió a una familia clorindense que  protagonizó un siniestro vial en la camioneta en la cual circulaban por la ruta nacional n° 11, a unos 300 metros aproximadamente del Riacho Montelindo. Los ocupantes de la Toyota Hilux de color blanca, perteneciente al gobierno de la provincia, eran Pedro Ramón Bareiro, su hijo Fabio Bareiro y su nuera Cecilia Caseres, quienes mostraron cierto nerviosismo ante la presencia policial que estaba en lugar, mientras intentaban cargar unos bultos con la inscripción “frágil”.

El contenido de esos bultos era cocaína, como lo arrojaron los reactivos luego de secuestrar la totalidad de los mismos junto a documentaciones y teléfonos celulares. Se trataban de 14 bultos con esa inscripción de “frágil”, que quedaron esparcidos en el lugar del siniestro en donde también se encontraron otros 3 bultos en un bolso de mano con la leyenda de “Herbalife”. Otros 5 bultos fueron hallados dentro de una bolsa en la caja del vehículo, que en su interior, puntualmente en el asiento trasero, escondía otros 28 bultos. El pesaje total del contenido de todos ellos fue de 50.869 gramos de cocaína.

La investigación a cargo de la justicia federal inició ese mismo día. La droga habría sido ingresada desde el Paraguay por el Puente de San Ignacio de Loyola, en cuya dependencia aduanera se desempeñaba Víctor Bareiro, dentro de un Peugeot 206 que era conducido por Fabio Bareiro. Se presume que luego de eso la droga fue cargada a la camioneta que volcó 2 horas después, precisamente a las 13.20 como consta en la causa de 1.977 fojas.

RÁPIDO ACCIONAR POLICIAL DE LA DELEGACION DEL DEPARTAMENTO INFORMACIONES CLORINDA, PERMITIÓ RECUPERAR MOTOCICLETA SUSTRAIDA y LA RETENCIÒN DE UN MENOR DE EDAD

En fecha de ayer, siendo las 20:45 horas, personal de la Delegación del Departamento Informaciones Policiales de esta ciudad, tomaron conocimiento vía radial, sobre la sustracción de una motocicleta marca Zanella, modelo ZB, de 110 cc., color rojo con negro, sustraída frente al Club de Futbol “San Luis”, sito en Avenida San Vicente de Paul entre calle Uruguay y Brasil de esta ciudad.-

Inmediatamente, los investigadores se dirigieron al lugar del ilícito y realizaron las averiguaciones pertinentes al caso, manteniendo entrevista con la damnificada y varias personas que se encontraban en el Club, quienes aportaron datos precisos acerca de un masculino que fue visto trasladar el rodado, hacia el barrio 29 de Septiembre de esta ciudad. Tras un rápido accionar, se constituyeron hasta el mencionado barrio, en donde realizaron una amplia recorrida por distintos sectores, logrando observar a una persona con similares características y vestimentas a lo aportado, llevando una motocicleta, roja con negro, por lo que inmediatamente se procedió a la demora del sujeto, tratándose de un menor, quien no supo justificar la procedencia del rodado; que al verificarse los guarismos alfanuméricos del motovehículo, se constató que se trataba de la motocicleta recientemente sustraída, por lo que se procedió al secuestro del rodado y a la retención del menor, siendo todos trasladados hasta la dependencia policial, a los fines legales. Posteriormente, se hizo presente la denunciante, quien reconoció categóricamente el bien como de su propiedad.  Se insta a la sociedad a colaborar constantemente con el personal policial, ya que sus aportes son fundamentales, para lograr el esclarecimiento de hechos ilícitos que afectan a nuestra comunidad.-

content/uploads/2018/04/asd-250x141.jpg 250w" sizes="(max-width: 1918px) 100vw, 1918px" />