• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Jubilado se insoló haciendo la fila para cobrar y comenzó a convulsionar; se salvó de milagro

Un jubilado de más de 70 años se desplomó cuando estaba haciendo la fila para cobrar sus haberes después de permanecer más de seis horas bajo los rayos del inclemente sol y minutos después comenzó a convulsionar, hasta que fue auxiliado y llevado a un sanatorio céntrico donde está internado con un severo cuadro de insolación.

El lamentable hecho ocurrió el miércoles en horas del mediodía en la vereda del anexo que tiene el Banco Nación Argentina sobre la calle Fontana entre España y Saavedra de esta ciudad.
Esa mañana, como cientos de otros jubilados, Toribio Delgadillo comenzó bien temprano a formar la fila para percibir sus magros pero esperados haberes. Cuando estaba próximo a la puerta de acceso, el hombre comenzó a sentirse mal producto de largas horas de espera a la intemperie y bajo el sol abrasador de esta altura del año. Se descompuso y cayó al suelo desplomado, sin fuerzas y tomándose de la cabeza.
Fue ayudado por otras personas que estaban en el lugar y uno de ellos llamó al servicio de emergencias SIPEC. Minutos después llegó una ambulancia con paramédicos que revisaron a Delgadillo y decidieron alzarlo en la unidad para trasladarlo hasta su casa en el barrio Virgen del Rosario.
A criterio de los trabajadores de la salud el estado del jubilado no ameritaba que sea llevado a un centro asistencial por lo que decidieron trasladado directamente hasta su vivienda ubicada en calle José María Uriburu, donde se encontraban otros familiares del abuelo.
Apenas la ambulancia se retiró del lugar, Delgadillo comenzó a experimentar síntomas propios de una convulsión y su rostro comenzó a ponerse morado.