• El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player

Penosa situación de una familia, tras desalojo en el barrio 1° de Mayo

Tras el desalojo del lunes en una finca del barrio 1° de Mayo, una mujer resiste prácticamente en la intemperie junto a sus hijos y nietos, porque asegura que no tiene adónde mudarse con sus pertenencias.

Este viernes, los vecinos le prestaron auxilio, ya que el temporal expuso a los ocho menores a una condición de peligro.
La mujer que fue desalojada por una dotación de unos 50 hombres es María Dolores Britez, de 42 años, quien dijo habitar ese lugar “abandonado”, desde hacía tres años, hasta que fue notificada de la orden judicial de desalojo.
La mañana

Alumnos de la EPET N° 7 fabrican aparatos para personas y mascotas con problemas motrices

La directora del colegio comentó que el proyecto forma parte del taller de mecánica. “Los chicos traen a la escuela problemáticas de la sociedad y buscan soluciones solidarias”, afirmó

>

La Escuela Provincial de Educación Técnica Nº 7 “Vicente Arcadio Salemi” del barrio Eva Perón se destaca por su compromiso social. En diálogo con La Mañana, la directora del establecimiento, Miriam Juárez, puntualizó un proyecto particular, “Preti”, desde el cual se realizan y reparan artefactos para personas con discapacidad.


“Es un proyecto que viene funcionando hace siete años, que se renueva siempre. Los alumnos y profesores de Mecánica de la institución fabrican y reparan andadores, muletas, sillas de rueda para las personas de la comunidad que necesiten, y también para sus mascotas. Tenemos la suerte de que hace ocho años funciona en la escuela el gimnasio de rehabilitación, que depende de la Secretaría de Deportes de la Provincia. Todas las mañanas, la gente del barrio, de la comunidad, asiste a la escuela para cumplir con su rehabilitación. Entonces, en base a las necesidades exclusivas de cada uno de ellos, medidas, tamaños, desde el taller trabajamos estos aparatos”
, explicó.

Servir al otro

En cuanto a la vinculación social de la escuela con el barrio, desde la tarea de reparar computadoras a cambio de donaciones para los inundados o arreglar y fabricar bicicletas para aquellos que las usan como medio de trasporte, o en este caso, andadores para personas con discapacidad, la profesora insistió: “Todo surge de los alumnos”. Orgullosa, explicó que “son los chicos quienes traen problemáticas a la escuela, que ven en lo cotidiano, en la sociedad, en el barrio, y entre todos tratan de solucionarlo, con una mirada solidaria y respetuosa”, aclarando que los insumos corren por cuenta de la institución.

Fuente: La Mañana